You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Faqs

  1. Bandas de frecuencias
  2. VHF o UHF - Ventajas e inconvenientes
  3. Como puedo discriminar las señales falsas? (Rebotes)
  4. ¿Qué receptor me conviene?
  5. Instrucciones para utilizar las pilas
  6. ¿Puedo utilizar un comprobador de pilas para saber si estan cargadas?
  7. ¿Cómo puedo evitar las interferencias?
  8. ¿Qué es el margen dinámico?
  9. ¿Qué es el procesador de tono digital?
  10. ¿Qué es la atenuación provocada por el entorno?
  11. ¿Qué es la triangulación?
  12. ¿Qué son las condiciones óptimas de recepción/transmisión?
  13. ¿Qué es la emisión de código personal?
  14. ¿Qué tipo de pilas utilizan los transmisores?
  15. ¿Cómo puedo fijar el transmisor a mi ave?

 

 

Bandas de frecuencias

Existen distintas bandas de frecuencia para poder trabajar en radiolocalización.

Actualmente se fabrican diferentes tipos de receptores en distintas bandas de frecuencia que nos permitirán cubrir el margen de canales que más nos interese para efectuar el seguimiento que nos hayamos propuesto.

Dejando a un lado las consideraciones técnicas correspondientes a cada una de las bandas de frecuencia (como son: sensibilidad, ruidos radioeléctricos, facilidades de la banda para superar los obstáculos o las interferencias), deberemos saber con qué banda de frecuencia nos dejan trabajar en cada país. Por ejemplo, en la actualidad, en la zona de Europa las frecuencias asignadas para trabajar en radio-seguimiento se encuentran en la banda de UHF (433/434 MHz). Del mismo modo, en otros países existe la opción de trabajar en la banda de VHF (216 MHz/173 MHz/150 MHz) en función de la legislación vigente del país en el que queramos trabajar.

 

 

VHF o UHF - Ventajas e inconvenientes

-La sensibilidad:

El alcance en VHF, en teoría, es mayor que en UHF debido a la mejor penetración en flora.  Aunque conviene matizar que en la práctica y debido al ruido eléctrico existente en esta banda de VHF, que es mucho mayor que en UHF, a menudo se obtiene mayor alcance en UHF si se está bien situado.

 -El ruido ambiental y las interferencias:

 Con arboleda y pequeños obstáculos entre emisor y receptor, se produce una atenuación de señal. El ruido ambiental existente en VHF puede interferir las señales si los obstáculos atenúan mucho la señal. Si la señal no supera al ruido ambiental no llegaremos a discernir la señal pulsante del transmisor del ruido ambiental, haciéndose imposible la recepción. Esto no ocurre en UHF porque el ruido es mucho más débil en esta banda de frecuencias. El resultado final es que muchas veces tendremos mayor alcance en UHF que en VHF. Las interferencias procedentes de máquinas industriales, lineas de alta tensión etc., también pueden evitar la captación de señales débiles. Este efecto queda muy disminuido cuando se usan los UHF.

-Las antenas:

 En VHF las antenas son grandes y aparatosas (aproximadamente unos 80 cm), en cambio en UHF son pequeñas y manejables (35 cm aproximadamente), permite una facilidad de uso extraordinaria con mucha más agilidad en la búsqueda.  Especialmente en zonas cerradas de vegetación el uso de las antenas de VHF, o frecuencias inferiores, puede dificultar extraordinariamente el uso de las mismas.

 

 

¿Cómo podemos discriminar las señales falsas? (Rebotes)

Cuando al hacer la búsqueda encontramos diferentes señales en distintas direcciones, debemos de saber cual es la dirección correcta y cual es la dirección rebotada para poder iniciar la búsqueda en la dirección correcta. En estos casos podemos utilizar el procesador de tono digital  (PT-3). Este dispositivo, está especialmente diseñado para poder discernir entre la señal directa y la señal rebotada. Este dispositivo (PT-3) nos permitirá saber la dirección correcta poder llegar hasta el animal sin pérdidas de tiempo innecesarias.

El PT-3, situado en el interior de nuestros modelos más avanzados de receptores de telemetría, nos permite procesar las señales digitalmente. Las señales son creadas nuevas a partir de las recibidas. El resultado es un sonido limpio, fuerte y mucho más largo, incluso a partir de señales débiles o con mucho ruido.

El uso de este dispositivo, nos permite discernir las señales directas de las reflejadas, ya que las reflejadas son más débiles que las directas. Pequeñas diferencias que no se detectan al oído ni por el indicador de aguja, son detectadas por el procesador de tono digital (PT-3), y convertidas en grandes diferencias acústicas y visuales, para una mejor discriminación. 

Debido a su gran precisión, el ángulo de recepción se reduce considerablemente con lo cual aumentamos la precisión en la dirección de la señal recibida. En los casos en que se deba saber con precisión el sitio exacto donde se oculta un animal el PT-3 nos permite encontrarlo con un error de pocos centímetros.

 

 

¿Qué receptor me conviene?

La mejor elección de un receptor, podrá hacerla después de conocer las características más importantes de ellos. La sensibilidad, el margen dinámico y el procesado de señal.

 1. La sensibilidad

Es la facultad que tiene un receptor de captar las más pequeñas señales. En los receptores de telemetría, se define como "Mínima Señal Discernible" (MDL) y se expresa en dBm o microvoltios (µ).

Las sensibilidades varían entre los siguientes márgenes:

- 130 dBm a - 150 dBm

- 130 dBm =>  0'071 µV y -150 dBm  =>  0'007 µV Sobre 50 ohmios.

Al ser números negativos, cuando mayor sea la cantidad en dBm., mayor es la sensibilidad. En la banda de VHF se consiguen sensibilidades algo mayores que en la banda de UHF.

Una sensibilidad de -130 dBm es la mínima utilizada en receptores pequeños muy manejables. Si utilizamos un receptor con sensibilidad de -140 dBm, es como si tuviésemos un emisor diez veces más potente. Con una sensibilidad de -143 dBm de receptor, es como si el emisor que utilizábamos con el receptor de -130 dBm, tuviera 20 veces más potencia. Cuando  el emisor que se utiliza esta consumiendo la máxima energía que se pueda obtener de las pilas que lleva, algo que ocurre en los emisores más potentes de uso en cetrería y colombicultura, es impensable que se puedan obtener potencias de 10 a 20 veces superiores porque las pilas no pueden dar más energía. La única solución es ganar el alcance aumentando la sensibilidad del receptor, y/o procesando la señal.

Listado de sensibilidades:

-140 dBm 10 veces más sensible que -130 dBm (equivale a multiplicar por 10 la potencia del transmisor).

-143 dBm 20 veces más sensible que -130 dBm (equivale a multiplicar por 20 la potencia del transmisor).

-146 dBm 40 veces más sensible que -130 dBm (equivale a multiplicar por 40 la potencia del transmisor).

-149 dBm 80 veces más sensible que -130 dBm (equivale a multiplicar por 80 la potencia del transmisor).

2. El margen dinámico

Se define como la habilidad que tiene un receptor, para recibir señales con la más amplia relación entre la "Señal Mínima Discernible" que puede recibir, hasta la mayor señal sin que se produzca la saturación. Esta relación se mide en dB. Un  buen receptor, debe tener un margen dinámico de un mínimo de 100 dB, cuando esta cifra no es suficientemente alta, se produce la saturación del receptor y  cuando está a pocos metros del emisor, recibe señal en todas direcciones o en un ángulo muy grande. Cuando el animal esta oculto entre la maleza, necesitaríamos una precisión mucho mayor. Este defecto es típico en muchos receptores antiguos, que en ocasiones recurren a un atenuador adicional activado por un interruptor, que mejora algo el comportamiento. Un receptor moderno debe ser capaz de recibir emisores potentes de 50 km de alcance, a pocos centímetros, sin saturarse y sin que se tengan que activar atenuadores adicionales para distancias cortas. El mando de Ganancia/ Volumen debe ser de ajuste fino multivuelta para poder obtener un mejor ajuste del indicador de aguja, que ni sature el receptor, ni lo deje sin señal al más mínimo giro del mando, como ocurre con los mandos convencionales de 310 grados. Un receptor de baja sensibilidad como -130 dBm, tiene más facilidad  para situarse muy cerca del emisor sin saturarse, al no amplificar tanto, pero se consigue menor alcance.

3. El procesamiento de señal

Permite introducir una o varias mejoras tanto en la captación como en la reproducción  de la señal, pudiéndose incluso mejorar la sensibilidad y/o calidad de la misma. Nosotros hemos apostado por esto último. Con nuestro sistema PT-3, conseguimos señales limpias, fuertes y alargadas, aunque el emisor esté a muchos Km, así como una mejora extraordinaria de la precisión al reducirse el ángulo de captación que nos permite errores de pocos cm (Para más detalles, ver nuestra página web www.ayama.com).

 

 

Instrucciones para utilizar las pilas

La  manipulación y uso incorrecto de las pilas causa más de un disgusto en el funcionamiento de los transmisores.

Consejos prácticos en el manejo de las pilas:

  • No guardar la pilas con otros objetos metálicos, pues pueden cortocircuitar, perdiendo la carga y en consecuencia la autonomía.
  • No protegerlas con cinta adhesiva que puede dejar una película aislante que dificulte el paso de corriente cuando se usen.
  • Deben de usarse siempre un macarrón plástico de forma que su perímetro exterior quede protegido de cruces eléctricos que se producirían a través de la pared del porta-pilas del emisor. En el caso de que se utilice una sola pila en un emisor de tubo también debe colocarse esta protección, pues en caso contrario el transmisor puede quedar en marcha aunque la tapa no esté apretada, al hacer contacto la pila con la pared del tubo.
  • Al colocar dos o más pilas en el macarrón aislante, debe hacerse con mucho cuidado para evitar que se crucen entre ellas.
  • La posición en que se deben colocar las pilas de los transmisores, es la indicada por el fabricante en las instrucciones correspondientes de cada transmisor. Consiste normalmente en colocar el negativo de la 1a pila para que haga contacto con el centro del porta-pilas y el positivo que corresponde al cuerpo, que quede unido al negativo de la siguiente pila. Esto es la que se llama montaje en serie, para que se sumen los voltajes.

 

 

¿Puedo utilizar un comprobador de pilas para saber si están cargadas?

Los comprobadores de estado de las pilas de uso convencional, no ayudan mucho en cuanto a la tranquilidad que deberíamos de tener después de comprobar las pilas de un transmisor. La explicación está en que los comprobadores de uso común, no nos muestran el tanto por ciento de la carga que le queda a la pila. Solo nos muestran el voltaje de la pila.

Aunque existen sistemas de comprobación de pilas mucho más elaborados, estos por razón de precio, o por complejidad en su uso, no son generalmente accesibles al usuario del sistema. En el caso de que a pesar de todas estas indicaciones se quiera utilizar un comprobador de pilas de este tipo, debe tenerse en cuenta que la pila debe conectarse al comprobador el mínimo tiempo posible, pues se produce una descarga parcial de la misma al comprobarla. Por otra parte, si se usa un grupo de pilas deben comprobarse cada una por separado.

 

 

¿Cómo puedo evitar las interferencias?

En caso que la interferencia esté en la misma dirección que la señal que queremos recibir, podemos intentar acercarnos a la interferencia. Llegados hasta aquí tenemos dos posibilidades:

 1. El transmisor está antes que la interferencia

 Mientras vayamos en dirección a la interferencia, si nos vamos girando 180º durante el camino, llegará un momento en que la interferencia nos quede de espaldas y el transmisor de frente. 

 2. El transmisor está después que la interferencia

 Tendremos que seguir hasta sobrepasar la interferencia, para encontrarnos el transmisor de frente y la interferencia a la espalda.

Este problema no se produce en UHF con la intensidad que lo hace en VHF.

 

 

¿Qué es el margen dinámico?

El margen dinámico de un receptor se define como la habilidad que tiene un receptor, para recibir señales con la más amplia relación entre la "Señal Mínima Discernible" que puede recibir, hasta la mayor señal sin que se produzca la saturación. Esta relación se mide en dB. Un buen receptor, debe tener un margen dinámico de un mínimo de 100 dB, cuando esta cifra no es suficientemente alta, se produce la saturación del receptor y  cuando está a pocos metros del emisor, recibe señal en todas direcciones o en un ángulo muy grande. Cuando el animal está oculto entre la maleza, necesitaríamos una precisión mucho mayor.

Este defecto es típico en muchos receptores antiguos, que en ocasiones recurren a un atenuador adicional activado por un interruptor, que mejora algo el comportamiento. Un receptor moderno debe ser capaz de recibir emisores potentes de 50 Km de alcance, a pocos centímetros, sin saturarse y sin que se tengan que activar atenuadores adicionales para distancias cortas.

+ información del margen dinámico en la wikipedia

+ información del Señal Mínimo Discernible en la wikipedia (en inglés)

 

 

¿Qué es el procesador de tono digital?

El procesamiento de la señal digital permite introducir una o varias mejoras tanto en la captación como en la reproducción de la señal, pudiéndose incluso mejorar la sensibilidad y/o calidad de la misma. Con nuestro sistema PT-3, conseguimos señales limpias, fuertes y alargadas, aunque el emisor esté a muchos Kms, así como una mejora extraordinaria de la precisión al reducirse el ángulo de captación que nos permite errores de pocos cms.

 

 

¿Qué es la atenuación provocada por el entorno?

El ruido en VHF es mucho más importante cuando se sitúa la antena del receptor en posición vertical debido a que la mayor parte de las fuentes interferentes radian verticalmente y desgraciadamente muchas veces es la mejor posición para recibir el transmisor con la máxima intensidad, con lo cual, con frecuencia es conveniente situar la antena del receptor entre una posición vertical y horizontal para atenuar al máximo el ruido con la mínima perdida de señal útil.

Podemos hacer un símil de este fenómeno. En el caso de que dos personas quieran mantener una conversación en un ambiente ruidoso como el de un mercado, o incluso peor, una discoteca. En esta situación es muy probable que no se entiendan, ya que el nivel del ruido de fondo es mucho mayor que el de su voz.

Se han producido casos en los cuales un animal se ha situado en el interior de una gran ciudad, llevando un transmisor de VHF y ha habido grandes dificultades para su localización, precisamente debido a las interferencias. En estos casos es conveniente dominar la técnica de búsqueda que denominamos back-interference method o método de interferencia a la espalda (Ver “¿Cómo puedo evitar las interferencias?“)

Cuando un animal veloz, como una rapaz, persigue a una presa, puede ocurrir que se desplace muy rápidamente y si no se está bien situado, en un sitio alto y despejado, puede ser que no recibamos señal y que en nuestro afán de proceder con la máxima rapidez, nos vayamos en dirección contraria a donde esta nuestro animal. En esta situación hay que buscar el punto más alto posible aunque nos alejemos algo más. Las señales pueden ser muy débiles y el ruido medido en diferentes situaciones y lugares, en banda de VHF, vale de 10 a 400 veces la señal mínima que puede recibir el receptor, por lo que puede quedar enmascarada por el ruido. Esta situación también es más favorable en UHF.

 

 

¿Qué es la triangulación?

La triangulación en radiotracking es la técnica por la cual buscamos diferentes líneas de recepción de un mismo transmisor que convergen en un punto determinado de la geografia. En la búsqueda de halcones o cualquier otra aplicación de radioseguimento que sitúe el transmisor a varios kilómetros del receptor, es conveniente buscar la señal del transmisor con la antena direccional. ESto nos permitirá establecer una dirección sobre la cartografía del terreno. A continuación  y después de trazar una línea mental o real, sobre un mapa, de la supuesta trayectoria de la señal, debemos tomar diferentes medidas desde puntos separados, que nos permita determinar donde se unen las diferentes líneas trazadas.. En la intersección de estas  líneas, estará situado el transmisor. El error será menor cuanto más nos acerquemos a un ángulo de 90 grados formado por ambas líneas. Estas medidas, pueden repetirse tantas veces como requieran las circunstancias.

 

 

¿Qué son las condiciones óptimas de recepción/transmisión?

Definimos como condiciones óptimas de una transmisión, una transmisión en espacio libre.

El transmisor debe de estar situado en un sitio elevado tal como una colina o montaña.

No debemos de colocar el transmisor en el suelo sino a unos 2-4 metros. Para levantarlo podemos colgarlo verticalmente de un árbol o alzándolo con alguna barra de madera Alrededor del transmisor debemos tener campo abierto, es decir no tener la presencia próxima de arboles y/o edificios.

El receptor debe de estar  situado en un sitio elevado tal como una colina o montaña. Orientaremos la antena en la dirección del transmisor, buscando la máxina señal de recepción.

Ajustaremos el receptor para obtener el máximo de ganancia; mando de ganancia a 10 y mando de sintonía fina en el punto que consigamos un nivel máximo de señal auditiva y de intensidad, moviendo la dirección de la antena del receptor hasta obtener el máximo de señal.  Alrededor del receptor debemos tener campo abierto, es decir no tener la presencia próxima de arboles y edificios.

 

 

¿Qué es la emisión de código personal?

Es un sistema de identificación acústica para equipos de radio seguimiento.

Los equipos electrónicos de radio seguimiento constan de un emisor  que emite señales intermitentes en forma de pulsos  y un receptor  capaz de recibir estos impulsos  de señal pura.  La identificación de los individuos solo puede hacerse utilizando canales diferentes para cada uno de ellos. Debido al limitado número de canales, y sobre todo a los múltiples usuarios de esos canales, muchas veces se hace el seguimiento de un animal que puede coincidir ­­­con el canal de otro transmisor que esté en funcionamiento en la misma zona. Finalmente se dan cuenta que no es el suyo, provocando muchas veces una gran pérdida de tiempo y en ocasiones también la pérdida de nuestro animal.

Nuestro sistema consiste en la creación de unos ritmos musicales o códigos personales, que son transmitidos por el emisor que lleva incorporado el animal y que pueden ser identificados fácilmente a oído con lo cual, pueden usarse con cualquier receptor existente en el mercado  especializado  en radio seguimiento.

Los códigos personales pueden ser decodificados automáticamente en nuestros receptores. El receptor nos mostrará una indicación luminosa con la decodificación de nuestro código personal, certificando la autenticidad de nuestro transmisor.

Las ventajas del sistema son realmente interesantes, pudiendo identificar nuestro transmisor acústicamente o automáticamente.

 

 

¿Qué tipo de pilas utilizan los transmisores?

Los diferentes tipos de pilas que pueden utilizarse para los transmisores se dividen en cuatro categorías.

1. Pilas de óxido de plata (tipo botón de 1.5 V)

Son las más utilizadas entre otras razones, por la gran cantidad de modelos que existen y que permiten una gran flexibilidad a la hora de decidir el que se debe utilizar en cada transmisor. Se debe de usar siempre el modelo aconsejado por el fabricante, pues existen dos grandes familias, las de bajo drenaje (SW) que se utilizan en relojes de pulsera sin alarma ni luz y que no deberán utilizarse en transmisores y las de alto drenaje (W) que son las que debemos utilizar. Como se da la circunstancia de que las dimensiones de las dos son iguales, se presta a confusión.

Pueden guardarse durante unos tres años, sin grandes pérdidas de energía.

2. Pilas de litio (Tipo botón de 3 V)

No son tan utilizadas para cetrería como las de oxido de plata, pues no existe tanta variedad en diámetros pequeños, su precio es mayor que el de las anteriores. La cantidad de energía instantánea que se puede sacar de ellas, sobre todo en las versiones de botón, es limitada, por lo que no es aconsejable su uso en transmisores de gran potencia. Hay modelos especiales de tamaños mayores que se utilizan mucho en transmisores para control de fauna salvaje, y que sí permiten extraer corrientes instantáneas altas.

Una pila de litio, puede mantenerse almacenada hasta 10 años sin grandes  perdida de energía.      

3. Pilas de mercurio (Tipo botón de 1.4 V)

A pesar de tener más capacidad que las anteriores, se están dejando de utilizar debido a su efecto contaminante del medio ambiente. Permiten grandes corrientes inmediatos.

4. Pilas de aire-zinc (Tipo botón de 1.4 V)

Son las de mayor capacidad de todas las indicadas hasta el momento. Se utilizan mucho en aparatos de ayuda auditiva. Existe una gran variedad de tamaños, similar a las de oxido de plata. La mayor capacidad  permite multiplicar por 2 la duración de esta con respecto a la de mercurio, y por 3, con respeto a la de oxido de plata . Cuando deban utilizarse , y al objeto de que reciban aire, debemos de retirara la protección unos minutos antes de usarla

 

 

¿Cómo puedo fijar el transmisor a mi ave?

  • Sujeción en cola

La sujeción en cola se realiza mediante dos partes . El transmisor lleva un hilo de acero llamado "clip de cola" el cual se inserta en el "soporte de cola". Este último  debe de cerrarse sobre la pluma central, cuya unión puede ser reforzada con algún pegamento rápido que no sea disuelto por el agua. El clip entra dentro del soporte con facilidad pero no puede salir ya que el hilo de acero que forma el clip tiene dobladas las puntas lo que impide su salida. Para sacarlo deben presionarse con dos dedos los dos hilos del clip hasta juntarlos para poder extraerlo del soporte.

  • Sujeción en pata 

La sujeción en pata se realiza “colgando” el transmisor a la pata del ave. A través  de una tira de cuero (pihuela)  uniremos el transmisor (tapa con orificio) con la pata del pájaro. Esta tipo de sujeción es muy práctica, pero poco recomendable, ya que  el transmisor puede ir  recibiendo golpes cada vez que se posa el animal, independientemente de los que pueda recibir arrastrándolo. Esto puede castigar considerablemente el circuito electrónico del transmisor. Con el sistema convencional de sujeción a pata, cuando el animal está en tierra, la radiación del emisor queda muy limitada, por estar tocando la antena al suelo. Esto es particularmente importante, cuando el suelo esta mojado.

  • Sujeción en arnés.

La sujeción en arnés se realiza colocando el transmisor en la espalda del pájaro.

Para poder instalarlo necesitaremos la mochila (soporte de arnés con la tira de teflón) y el clip de cola para poder insertarlo en el soporte, que previamente habremos colocado y sujetado en la espalda del ave. La colocación del arnés puede ser un poco complicada si tenemos un ave un poco nerviosa. Una vez colocado el arnés solo tendremos que insertar el clip de cola  en el orificio preparado en el arnés preparado para ello.

Esta sujeción es la más indicada para tener un mayor rendimiento y protección del transmisor.